Noticia que nos alegra en el Departamento

Estándar

https://i2.wp.com/www.electra.es/img/logo.gif

Porque estudiamos economía y empresa, nos alegra  que le den una distinción importante a una empresa de Siero – que nació en Candín, trabaja en Rumanía, Moldavia, Chile, Asturias y está radicada en la Pola -.

Lo leímos en El Comercio…

…y en La Nueva España también…

…y lo vimos en la TPA

Vamos a tener que hacerles una visita los de Economía de la Empresa.

Anuncios

Por ejemplo, un poema

Estándar

CONTRIBUCIÓN A LA ESTADÍSTICA

De cada cien personas,
las que todo lo saben mejor:
cincuenta y dos,
las inseguras de cada paso:
casi todo el resto,

las prontas a ayudar,
siempre que no dure mucho:
hasta cuarenta y nueve,
las buenas siempre,
porque no pueden de otra forma:
cuatro, o quizá cinco,

las dispuestas a admirar sin envidia:
dieciocho,
las que viven continuamente angustiadas
por algo o por alguien:
setenta y siete,

las capaces de ser felices:
como mucho, veintitantas,
las inofensivas de una en una,
pero salvajes en grupo:
más de la mitad seguro,

las crueles
cuando las circunstancias obligan:
eso mejor no saberlo
ni siquiera aproximadamente,

las sabias a posteriori:
no muchas más
que las sabias a priori,
las que de la vida no quieren nada más que cosas:
cuarenta,
aunque quisiera equivocarme,

las encorvadas, doloridas
y sin linterna en lo oscuro:
ochenta y tres,
tarde o temprano,

las dignas de compasión:
noventa y nueve,
las mortales:
cien de cien.
Cifra que por ahora no sufre ningún cambio.

(Wislawa Szymborska)

O este otro

Estándar

Un bien común o recurso de propiedad común
es un tipo particular de bien económico natural o
fabricado por el hombre, cuyo tamaño, extensión o
características hace muy costoso, si no imposible,
excluir de su disfrute o uso a potenciales beneficiarios.

Wikipedia

ECONOMÍA SOSTENIBLE

Ella dijo:
— Soy tuya.

Él dio un paso atrás:
— ¡Pero no! Tú tienes que ser libre.

Ella dijo:
— Soy tuya,
y por eso soy libre.

Él dijo:
— No es posible.

Ella dijo:
— Desde luego,
no entiendes absolutamente nada.
Escucha que soy tuya
como si lo dijesen
el viento, el mar o las enredaderas.

Él abrió mucho los ojos.

Ella dijo:
— Se llama bien común,
y se define
porque tenerlo tú
ni lo aleja del resto
ni podría
volverlo más pequeño.

(L.C. Hernández)